Archive | julio, 2010

Éxito coral de Stella Maris en Torre del Mar al son del maestro Marco Berrini

4 Jul

El Encuentro de Corales ‘José Hidalgo’ de Torre del Mar cosechó un apoyo multitudinario este pasado fin de semana.

4.7.2010 – 22:58 – A. ALARCÓN

Magnífico encuentro de sonidos el que se produjo el pasado fin de semana en la iglesia de San Andrés de Torre del Mar. Una vez más, la excelente aportación de las corales contribuyó a realizar un nuevo homenaje a José Hidalgo, a través del XXIII Encuentro de Corales acontecido en la población de Torre del Mar, en el que tomaron parte la propia coral torreña, Stella Maris, así como el grupo juvenil, el coro Ciudad de Ronda y, como invitado especial, la Ars Cantica Choir & Consort procedente de Italia, que de la mano del prestigioso maestro transalpino Marco Berrini ofreció un sensacional espectáculo a los asistentes.
La iglesia parroquial de San Andrés volvió a jactarse del excelente nivel de música coral que tiene nuestra tierra, encabezado por el trabajo y el esfuerzo de Stella Maris, que cada anualidad prepara este gran acontecimiento, muy querido por todos, y que lleva hasta los asientos del templo a decenas de vecinos de Vélez-Málaga y la Axarquía. El teniente de alcalde de Torre del Mar, Manuel Rincón, citó una frase que define a la perfección el sentido de este encuentro: “Como cada año, Torre del Mar acoge corales de diferentes puntos geográficos para llevar a cabo un encuentro que sin Stella Maris no tendría razón de ser”.
El presidente de la Asociación Coral Stella Maris, Mario Hidalgo, resaltó que, como en cada ocasión, este acto supone “un reto” que “adoptamos cada año con más ambición”, ya que “el gran respaldo del público que cosechamos hace que sean ellos a los primeros que debemos tener en cuenta”. Y digo que lo fueron, se orquestó durante dos noches, desde las 21,30 horas, una magistral serie de interpretaciones, entre las que destacaron clásicos como Três cantos nativos dos indios Kraó, Java Jive, Domine ad adiuvandum, Aurora o Jubilate Deo y otros temas de sobra conocidos como Tu Nombre Me Sabe a Hierba de Serrat, Cien Jinetes Enlutados de García Lorca o Venga la Esperanza.
Hay que reseñar, un año más, el desarrollo del Curso de Dirección e interpretación Coral, que cumple su VII edición con la participación de más de 40 usuarios. Los integrantes del curso, junto a Stella Marís, el grupo juvenil y el Coro Ciudad de Ronda pusieron, todos juntos, el broche de oro en la noche del sábado al XXIII Encuentro de Corales ‘José Hidalgo’, en el que sobresalió, y así se vio reflejado en los aplausos, la figura del maestro Marco Berrini, con el que tuvimos la oportunidad de hablar y se mostró “muy sorprendido” con el “gran nivel” de las corales malagueñas, así como “el calor humano” que cada temporada se genera en torno a este encuentro.

Calidad humana
“Ha sido una experiencia muy agradable, he encontrado mucho entusiasmo y ganas de aprender”, reveló Berrini, que definió a la coral Stella Maris como “un grupo estupendo”, además de calificar como “un gran placer” trabajar “con todos estos directores”. El maestro italiano rescató la “sensación sorprendente” al escuchar a Stella Maris, coral que “no conocía y que ha mostrado una gran calidad interpretativa”.
Asimismo, valoró la “calidad humana” del XXIII Encuentro ‘José Hidalgo’, en el que todo el mundo “quiere aprender”, lo que “siempre debe ser el objetivo a seguir”. Tanto el italiano como las corales restantes recibieron una placa de reconocimiento por su aportación a este encuentro.

Auditorio para Torre del Mar
Carlos Hidalgo, hijo de José Hidalgo y director del grupo juvenil de Stella Maris, reseñó el papel de las corales y de los cursillistas, procedentes de diferentes rincones de Andalucía y España, de comunidades como Galicia. Así, hizo hincapié en “el gran trabajo de las corales que participan”, lo que se refrenda “siempre con el calor del público”. Este encuentro está totalmente consolidado, aunque no faltó una persistente reivindicación, que públicamente se volvió a poner sobre la mesa: Un Auditorio para Torre del Mar.